Hoy en día nos es indispensable tener contratado un seguro de coche ya que es imposible circular sin tener contratado un seguro de responsabilidad civil, pero no acaba ahí las posibilidades de contratar un seguro. Además tenemos un amplio abanico de coberturas que cubrirán eventuales daños tanto personales como materiales.
Uno de los factores más importantes y quizás el primero que se nos viene a la cabeza es el precio que tendremos que abonar por estar abonados. Ello depende de cuatro grandes factores: la aseguradora con la que vayamos a contratar, nuestro perfil (sobre todo nuestra edad y nuestro historial) el vehículo que vayamos a asegurar y por último las coberturas que queramos incluir dentro de nuestra póliza de seguro.

Seguros de coche ¿Cómo funcionan?

Al final de todos estos factores nos encontramos con que las propias aseguradoras calculan la prima (el precio de tu seguro) que deberás de pagar en función de este riesgo, asumiendo ellos gran parte del riesgo al que tú como particular te expones. Hay que señalar que es muy distinto y obvio que el precio de pagar cualquier problema con terceros ante un siniestro de tu vehículo (la conocida como Responsabilidad Civil) es mucho menor que responsabilizar a la aseguradora y hacerla pagar por cualquier eventualidad que te suceda en tu coche (desde la rotura de un espejo, hasta el mismo incendio o robo del auto)

Sin necesidad de entrar en detalles y en una precisión matemática, parece lógico que el precio de tu seguro irá incrementando según se vayan añadiendo responsabilidades hacia la compañía de seguros. Por lo tanto si tu seguro es el popularmente conocido como seguro a todo riesgo tu prima será mucho mayor que la que tiene una persona con un seguro de coche que tan solo cubra la responsabilidad civil con terceros.

En esta escala nos encontramos con que la póliza a Terceros suele ser la categoría más económica, Terceros Ampliada se encuentra un poco por encima económicamente y los seguros a todo riesgo se sitúan finalmente como los más caros. Pero ahí no acaba la cosa porque después entra en escena un actor muy importante en esta obra: el mercado de seguros. Este va a hacer que te encuentres envuelto en un laberinto de ofertas y promociones de las diferentes aseguradoras con el objetivo de captar el mayor número de asegurados en sus filas, por lo que es habitual encontrarse con situaciones tan dispares como que un seguro de coches a todo riesgo en la aseguradora A sea más barato que un simple seguro de coches con responsabilidad civil en la aseguradora B.

El coche: Un factor muy importante para calcular tu seguro de coche

En este a veces complicado rompecabezas nos encontramos con un factor que da muchas pistas a las aseguradoras sobre tus probabilidades de tener un siniestro (no te alarmes, tan sólo son estadísticas y medias pero si eres un conductor responsable por tener un coche potente o de determinada manera no significa que tengas más papeletas para que te pase nada)

A continuación detallamos los factores dentro del coche para calcular el seguro:

  • Marca de tu coche
  • Modelo de vehículo
  • Potencia de tu motor
  • Combustible que consumes
  • Antigüedad de tu coche
  • Kilometraje

Por regla general cuanto más valor tenga tu coche, más tendrás que pagar. Por esta regla de tres podríamos llegar a pensar que vehículos con un largo historial y que ya han recorrido cientos de miles de kilometros bajarían el precio de su prima…pues bien, nada más lejos de la realidad debido a que los coches con más kilometros recorridos incrementan su riesgo de sufrir siniestros. En este punto entraríamos en complicados algoritmos que utilizan las aseguradoras para establecer el precio final de los seguros de coche por lo que únicamente lo dejaremos apuntado aquí como idea general.

El conductor, otro factor importante para el Seguro de Coche

Hemos hablado del coche y ahora toca hablar de quien lo conduce. Para la aseguradora es extremadamente importante saber quien va a conducir el vehículo ya que en sus manos está el mayor número de probabilidades de que ocurra cualquier tipo de siniestro.

  • Años de experiencia conduciendo
  • Edad del conductor
  • Género
  • Puesto de trabajo
  • Tiempo de carné
  • Localización geográfica
  • Estado civil

Aunque te pueda parecer raro, las aseguradoras tienen sus propias estadísticas que les indica los parámetros donde hay un mayor riesgo. Por regla general cuanta más experiencia y años de carné impoluto puedas presentar a la compañía menos pagarás ya que estas conocen que este tipo de conductores son menos propensos a sufrir cualquier percance, por lo que obtendrán un mejor precio en sus seguros de coche. En el otro extremo nos encontramos con el sector de jovenes con menos años de carné o directamente novatos al volante, este colectivo obtiene unos precios mucho más elevados de las compañías al saber el alto índice de tener cualquier tipo de incidente.

Si te encuentras en este sector actualmente, has de saber que una oportunidad interesante para ti es llegar a un acuerdo con tu aseguradora con algún tipo de póliza para seguros de coche “pago como conduzco” donde te evalúen individualmente. Indicar que el mejor prototipo general para una aseguradora suele ser el conductor de en torno a los 26 años de edad, con una educación media y casado, ya que consideran que se trata de un conductor serio y responsable.

El historial: Tu pasaporte para tener un buen seguro de coche

Aquí hay que cambiar el chip de lo que estamos acostumbrados en la visita al médico, mientras en esos momentos nos permite tener más claro todo lo que nos puede estar sucediendo…en el sector asegurador este dato nos puede complicar la vida sobre manera. Todas las aseguradoras tienen acceso a tu historial de siniestralidad y si este se ve muy enturbiado y te ves implicado en diferentes incidentes lo más probable es que los precios que te pidan para suscribir una póliza se disparen. Esto viene dado así debido a las penalizaciones por siniestralidad (sí, eso que te contaba tu padre de: “Hijo el año que viene te subirán el seguro por ese toque que te distes”. En el otro lado de la moneda nos encontramos con las bonificaciones por ser buen conductor. Este tipo de conductores se los rifan las aseguradoras debido a su buen comportamiento y su poca probabilidad de tener siniestralidad, de esta manera en la guerra de precios por la captación de este tipo de asegurados nos encontramos con importantes rebajas en la prima a pagar.

Todas las compañías tienen su propio historial y procedimiento interno para evaluar estos datos, así que tenlo en cuenta a la hora de contratar.

Comparadores de seguros de coche: una opción más que interesante

Una opción muy interesante en estos tiempos es utilizar los famosos comparadores de coche. No es necesario que te los enumeremos, en nuestra propia página te los encuentras en el menú y son más que de sobras conocidos ( y si no, tan sólo has de tener la tele encendida un par de horas para comenzar a ver sus anuncios)

Este tipo de webs ofrecen enormes facilidades de manera completamente gratuita para poder tener un presupuesto ajustado en tu seguro de coche a tus necesidades y teniendo el mejor precio posible, comparando entre todas las aseguradoras del país en tan sólo unos minutos.

***Te dejamos con uno de los anuncios de Rastreator (con los que compartimos perrito como logo) que clava a la perfección el miedo a los seguros y los jóvenes.